«Vientos y Piedras» en el Santuario de Torreciudad, 2019-08-30

Para terminar agosto hemos vuelto a ofrecer Vientos y Piedras, esta vez en la provincia de Huesca.

Hemos visitado el Santuario de Torreciudad, situado en la localidad de Secastilla.

Impulsado por José María Escrivá, fundador del Opus Dei, este santuario se inauguró en 1975.

Obra del arquitecto Heliodoro Dols, este imponente edificio está construido básicamente con ladrillo.

Este templo venera la imagen de la Virgen de Torreciudad, talla románica entronizada en 1084.

More...

2019-08-30 VIENTOS Y PIEDRAS EN TORRECIUDAD, SOTTO VOCE

Dentro del santuario hay dos órganos construidos por Gabriel Blancafort.

El Ciclo Internacional de Órgano celebra este año su XXV edición y nos ha invitado a participar en él.

El programa

El programa ha estado dividido en dos partes.

En la primera, Loreto Aramendi ha interpretado tres obras para órgano solo:

  • Toccata BUX WV 156 (D. Buxtehude)
  • Danse macabre (transcripción de L. Robilliard) (C. Saint-Saëns)
  • Choral Improvisation “Victimae Paschali” (Ch. Tournemire) 

La segunda parte ha estado dedicada a Vientos y Piedras

Armenia

ARAKSAVAN - DJANGOULOUM (tradicionales) *duduk

Bolivia

CHOZAS BAÑADAS DE LUNA (P. Mezzelani) *quena

Afganistán

AI BOTE BERAHM (Tradicional) *kaval

Argentina

SENDA Y CREPÚSCULO (Pablo Mezzelani) *siku y charango

Bulgaria

ELENINO HORO (tradicional) *nai

China

ZHU YUEGUANG XIA (tradicional) *kou xiang y hulusi

Moldavia

DOINA / HORA CIOBANESCA (tradicional) *kaval y nai

Rumania

SOROCUL MARE (tradicional) *kaval

Como "bis" hemos tocado YANICHARI (tradicional de Bulgaria) *kaval, canto y gaita de Tracia.

Vientos y Piedras en Torreciudad

En primer lugar, tengo que destacar la interpretación que ha realizado Loreto de las tres obras para órgano solo.

Impecable.

En cuanto a Vientos y Piedras, hay que decir que no utilizamos el gran órgano del Santuario, sino que nos facilitaron un órgano positivo con el fin de situarnos frente al público.

Ha sido una decisión acertada, porque los asistentes nos han podido ver de cerca, sin necesidad de ninguna pantalla.

La acústica ha ayudado a que nos escuchásemos con nitidez y para que el resultado del concierto fuese muy bueno.

Además, hemos tenido la oportunidad de charlar con el público tras el concierto y, de esta manera, apreciar la buena acogida que ha tenido la propuesta.

No puedo terminar esta entrada sin mencionar a Maite Aranzabal.

Su trabajo al frente del Departamento de Música del Santuario permite mantener este Ciclo Internacional de Música con un alto nivel artístico.

Pero, lo más importante, el trato que nos ha dispensado ha sido excelente en todos los sentidos.

¡Muchas gracias, Maite!

Si estás interesado en nuestros servicios o necesitas más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Te atenderemos encantados.

¿Lo compartes?
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Deja un comentario